Finaliza la Semana Santa entre miles de restricciones, controles y toques de queda. Se acerca la tan temida cuarta ola Covid y con ella aparece un Tsunami que nos afecta a todos: la campaña de Renta. Campaña que, si bien no incluye muchas novedades tributarias, si hará que más contribuyentes estén obligados a pasar por caja este año.

La campaña, que comienza el 7 de abril y finaliza el 30 de junio, está repleta de medidas anti-Covid. La Administración tributaria, con su Plan ‘Te llamamos’, pretende cubrir las necesidades de mas de tres millones de ciudadanos que han estado en situación de ERTE durante el ejercicio de 2020. Esta situación, posiblemente, les ha llevado a tener más de dos pagadores y superar los 1.500 euros del segundo pagador. El límite, pues, para la obligatoriedad de efectuar la declaración se reduce de 22.000 euros a 14.000 euros. Esto hará que aumente, considerablemente, el número de contribuyentes obligados a declarar.

Por otro lado, en este año 2020 numerosos ciudadanos han sido beneficiarios del Ingreso Mínimo Vital. Muchos de ellos, en ejercicios anteriores, no estaban obligados a presentar la declaración. Sin embargo, este año tendrán que hacerlo, si no quieren verse inmersos en un procedimiento sancionador o de interrupción del cobro de esa prestación.

Si queremos que el Tsunami no nos pille, habrá que hacer los deberes y revisar el borrador de la declaración de la Renta. En algunos casos, será recomendable presentarla, independientemente de que no exista obligación. El resultado puede ser a devolver, sobre todo si se aplicaron retenciones altas en la nómina con un solo pagador. En otros, sin embargo, no será así y estaremos obligados a cumplir con las obligaciones tributarias.

Recurrir a la ayuda profesional de un asesor fiscal es la forma más fácil de aclarar todas las dudas. Él puede mostrar todas aquellas desgravaciones o deducciones a las que se puede optar. Puede, también, indicarnos las circunstancias que deben ser reflejadas en la declaración. Y, por último y no menos importante, asesorarnos para evitar cualquier error que pueda conllevar sorpresas o, incluso, algún tipo de sanción.

Enrique Olea
Jefe de sección Área Fiscal

error: