Sorprende que a estas alturas de la vida alguien nos diga cómo debe funcionar un equipo para convertirse en el mejor de los equipos. Sorprende que algo tan de sentido común se nos olvide. Pero más sorprende hacer oídos sordos y la vista gorda a este aprendizaje novelado que César Piqueras nos ofrece, aprendizaje que se sustenta en 7 pilares: alineamiento, vulnerabilidad, gestión de la adversidad, gestión del conflicto, productividad, responsabilidad y positividad.

Es indiscutible que si el equipo no está alineado, el partido se pierde. En un equipo caben todas las versiones, todas las opiniones, todo aquello que contribuya a hacer crecer un equipo de alto rendimiento. Y esto solo se construye de espaldas al individualismo.

De espaldas al individualismo y plantándole cara a las debilidades, a los problemas, a las carencias. El abatimiento debe dejar paso a la credibilidad, porque ser vulnerable no es ser débil. Es una de las mayores grandezas con las que cuenta el ser humano. Lo importante es “reconocer nuestra esencia, quiénes somos, cómo somos, cuáles son nuestros deseos, anhelos, miedos y temores” para poder hacer frente a las adversidades y conflictos.

Porque los momentos de crisis llegan. Y llegan arrasando con empleados, con clientes, con los propios trabajadores… Antes de que lleguen, hay que estar preparados. Y esa preparación pasa por la cohesión, por la unión. Gestionar cualquier crisis que sobrevenga es una de las piezas claves para conseguir el fin último en cualquier organización: la productividad. Si no se obtienen resultados, todo lo demás está de más. Esta ha sido, es y será la única disciplina de un equipo, su ADN. Lo único que nunca se debe olvidar.

No olvida César Piqueras hacer hincapié en un binomio inseparable, tan importantes como necesarios: el compromiso y la responsabilidad que los miembros del equipo deben ostentar y en el imprescindible grado de positividad de cada uno de ellos. Para no caer en la rutina, para no dejar paso a la monotonía, para alejar la desidia.

Gracias, César, por recordarnos cómo funcionan los mejores equipos para lograr los mejores resultados. Para pasar de ser un equipo a convertirnos en equipo de alto rendicimiento.

Gracias por esta aventura.

error: