“Crecer es una decisión que puede marcar realmente la diferencia”. John Maxwell

Decía Aristóteles que los barcos están a salvo en el puerto, pero no se hicieron para eso. Ahí radica la viabilidad de los proyectos: en salir fuera, en surcar mares, en descubrir nuevos horizontes y adquirir la dimensión y el crecimiento suficientes para poder satisfacer las necesidades de nuestros clientes.

El mundo de los despachos profesionales se mueve en un entorno complejo, en continua evolución, cada día más competitivo y globalizado. La apuesta por el crecimiento, que no entiende de fronteras ni de barreras, marca la diferencia. No hay dudas de que el tamaño representa una ventaja competitiva respecto al mercado. Cuanto mayor sea el volumen organizacional mayor serán las posibilidades de dar a conocer el posicionamiento y los servicios, así como los valores propios de la empresa.

Grupo Gefiscal lleva impresa en su ADN la filosofía del crecimiento progresivo y continuo: orgánico, de servicios, de clientes, de mercados, de alianzas, de fusiones… Sin perder el control de nuestros procesos internos y de la calidad de nuestro servicio, apostamos por la expansión, por aumentar día tras día nuestra cobertura territorial y hacer marca más allá de nuestras fronteras. Tras Madrid, Castellón y Torremolinos, hemos llevado a cabo una integración más: un despacho de Córdoba -Carlos Martos- con más de 30 años de experiencia. Esta integración le permitirá al despacho cordobés ofrecer a sus clientes ese asesoramiento de carácter global que, cada vez con más frecuencia, demandan las pequeñas, medianas y grandes empresas. Un asesoramiento que valora más al cliente que a las operaciones. Esa es la manera de potenciar relaciones sólidas y estables que nos permiten ofrecer servicios recurrentes, más que esporádicos.

Dicen que el progreso viene de la mano de aquellos que piensan en grande y que miran a lo lejos. Nosotros seguimos avanzando y mirando todo lo bueno que el horizonte nos ofrece. Sin límites. Sin barreras.

 

error: