Con la situación actual creada por el COVID19 los ayuntamientos están viviendo situaciones no antes previstas ni imaginadas, ya que deben utilizar medios de difusión de información a sus administrados, que sustituirían a otros canales por los que sus ciudadanos recibirían ésta. Y la pregunta es la siguiente:

¿Está un ayuntamiento habilitado para informar en su población de fallecimientos de personas por esta pandemia? ¿Se pueden utilizar medios como el tablón de anuncios digital y sede electrónica para difundir datos de los fallecidos en su localidad?

Entendemos que debido a las circunstancias actuales y no teniendo otro procedimiento para la notificación del fallecimiento de sus ciudadanos (panel de Información en el ayuntamiento o en otros lugares de la localidad, utilización de esquelas, tablón de anuncios de las parroquias u otros centros de culto o sociales), éste es el medio más adecuado, siempre teniendo en cuenta las garantías dispuestas en la Reglamentación Europea de Protección de Datos (RGPD UE 676/2016) y en la Ley española 3/2018 de Protección de datos personales y garantía de los derechos digitales (LOPDGDD), y que son las siguientes:

Deberá solicitar siempre el CONSENTIMIENTO EXPRESO de los familiares del fallecido (correo electrónico o mensaje, que deberán guardar), y nunca será publicado sin ese consentimiento y por supuesto nunca el motivo del fallecimiento u otros datos de salud”.

La utilización de un dato de salud, por tanto, al ser considerado dato especialmente protegido, su tratamiento queda prohibido con carácter general por el artículo 9.1 RGPD, que dispone: “Quedan prohibidos el tratamiento de datos personales que revelen datos relativos a la salud de una persona física” si bien en su apartado 2 y como excepción a dicha regla permite el tratamiento “cuando el interesado dio su consentimiento explícito para el tratamiento de dichos datos personales con uno o más de los fines especificados“. Obviamente, en este caso, el fallecido no puede dar el consentimiento explícito. Debe ser un familiar el que dé ese consentimiento, por lo que hay que informarles de manera previa del tratamiento que se va a realizar, con qué finalidad y qué legitima el mismo.

Si esos datos se dan en estos medios de forma anonimizada (Han fallecido en nuestra localidad en el día de ayer 3 personas afectadas por Covid_19, y se han detectado otros dos casos en la Residencia de Ancianos”)  y no puede identificarse al interesado, el presente Reglamento no afectaría al tratamiento que se haga de dicha información (por ejemplo, pueden ser usado para fines estadísticos o de investigación). Por tanto, esta Legislación es aplicable a todo el proceso previo a la anonimización de los datos personales pero no posterior a la anonimizacion de los mismos.

Juan Ramón Jiménez González                                                                                                                                                                  Consultor Área de Protección de Datos

error: