Una cuestión crucial para detectar en época de pandemia es determinar si las necesidades operativas de fondos (NOF) en la empresa son las adecuadas o no. Estas necesidades de fondos, como su propio nombre indica, son las necesidades de liquidez a corto plazo para cubrir el circuito operativo de la empresa. Están íntimamente ligadas a su ciclo de producción o de venta.

Algunas de las variables típicas del control económico y financiero que miden esta eficiencia operativa son el periodo medio de pago, el de cobro, los días de tesorería, … Pero, para entenderlo de una forma más sencilla, las NOF se calcularían de la siguiente manera:

                                                           NOF = tesoreria + clientes + existencias – proveedores.

En este tiempo de pandemia, donde las ventas se han reducido hasta un 50% en algunos sectores, es vital que el empresario o responsable financiero de la compañía conozca los valores de estas variables en cada momento y su estacionalidad, ya que, si no le prestamos la suficiente importancia a estos parámetros, las demandas de financiación podrían oscilar sensiblemente a largo plazo, con el consiguiente dolor de cabeza que provocaría.

Un último aspecto a tener en cuenta es que, en algunas empresas, estas necesidades operativas de fondos no requiere decisión de la alta dirección. Proceden, directamente, de las operativas diarias de la empresa. Por lo tanto, pueden ser modificadas por los mandos intermedios, provocando que las necesidades operativas de fondos de la empresa también cambien.

En este contexto, GRUPO GEFISCAL-ETL GLOBAL recomienda apoyarse en un buen equipo de profesionales para poder conocer bien estas variables y así poder abordar con mucha más garantía este futuro tan incierto.

Javier Benito                                                                                                                                                                                           Socio Director Grupo Gefiscal-ETL GLOBAL

error: