La importancia de la empresa familiar en la economía española es una realidad. Así lo ponen de manifiesto cada año las cifras: el 90% de las empresas en España son familiares.

Pero como consecuencia del desplome de la economía mundial, y en particular de la economía española, como consecuencia del COVID-19, muchos empresarios familiares están valorando varias opciones, debido a la fatiga que acumulan y las pocas fuerzas para afrontar el incremento de la presión fiscal:

  • Traspasar su empresa.
  • Cerrarla.
  • Que futuras generaciones tomen el relevo.

No cabe duda de que este contexto socioeconómico es un reto importante para las futuras generaciones, pero no deja de ser, también, una preocupación a la hora de retener a los sucesores de la empresa familiar.

Ante tal incertidumbre tributaria, es necesario que estas empresas familiares se rodeen de profesionales para realizar un análisis previo al cierre del ejercicio 2020, tanto de los objetivos empresariales, como de las inquietudes familiares. El objeto de dicho análisis no es otro que hacer una radiografía empresarial que proporcione unos resultados exitosos del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, del Impuesto sobre el Patrimonio, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o del Impuesto sobre Sociedades.

Este proceso de revisión es imprescindible. Se trata de analizar el grado de cumplimiento de los obligaciones fiscales de la empresa familiar y de sus socios, antes de abordar un proceso de sucesión o un cambio en el modelo de gestión. Este análisis debe estar adaptado a la empresa y a la familia, ya que permitirá, en la mayoría de los casos, adoptar decisiones relacionadas con la propia estructura mercantil, con los pactos de socios, con las políticas de inversión, con las remuneraciones o con la distribución de dividendos, etc.

En definitiva, antes del cierre del ejercicio de cada año, aconsejamos siempre una evaluación de la situación tributario-laboral y mercantil de la empresa familiar, máxime este año en el que la excepcionalidad y la incertidumbre económica y tributaria que atravesamos convierten esta recomendación en una obligación.

En este contexto y con el fin de abordar con más garantías un futuro incierto, GRUPO GEFISCAL-ETL GLOBAL recomienda a las empresas familiares que se tomen este tipo de decisiones atendiendo no solo a unos objetivos fiscales, sino también a unos objetivos personales, familiares y empresariales.

Javier Benito                                                                                                                                                                                                          Socio Director Grupo Gefiscal-ETL GLOBAL 

 

error: