Las consecuencias de las infecciones ocasionadas por el coronavirus (Covid-19) ha obligado a la declaración de estado de alarma por parte  del Gobierno y ha supuesto el confinamiento de la población y la obligación de cierre de ciertas actividades comerciales, profesionales y de ocio.
Esta situación supone un riesgo real de supervivencia de muchas de las empresas de nuestro país y exige adoptar medidas encaminadas a la reducción temporal de nuestras estructuras, capacidades productivas y gastos para poder superar esta situación de estrés sobrevenido.  

¿QUÉ OPCIONES TENGO?

En espera de la publicación del DECRETO DE AYUDAS A FAMILIAS, EMPRESAS Y AUTÓNOMOS, prevista para el PRÓXIMO MARTES 17 DE MARZO EN CONSEJO DE MINISTROS (posible publicación en el BOE del miércoles 18 de marzo), podemos plantearnos ya la adopción de distintas medidas.

La opción más conveniente para nuestra empresa dependerá de la naturaleza de nuestra actividad, de cuándo se dan nuestros picos de carga de trabajo, así como de la capacidad de recuperar la producción no realizada en este periodo, de tal forma que según estos parámetros podríamos valorar cinco posibles opciones:

  1. MEDIDAS DE CONCILIACIÓN Y TELETRABAJO. El teletrabajo se ha mostrado como la opción más potente de mantener la actividad de las empresas ante la situación de confinamiento para las actividades que lo permiten, además y ante la necesidad de conciliar por cuidado de hijos en edad escolar y mayores se pueden valorar permisos no retribuidos, licencias y reducciones temporales de jornada.
  2. ADELANTAR VACACIONES A LOS EMPLEADOS. Esta es una opción para solventar a corto plazo los efectos de la obligación de cierre siempre que mi actividad no me permita recuperar carga de trabajo y que el disfrute de estas vacaciones en este momento no interfiera con otros cierres programados de la actividad (cierre mes de agosto). Mantendríamos el coste actual pero nos permitiría ahorrarnos las contrataciones que realizamos para suplir las vacaciones de estos empleados en otros periodos.
  3. FLEXIBILIDAD DE JORNADAS. Al igual que la anterior, esta es una medida que nos permite dar una solución a corto siempre que mi actividad me permita recuperar en un futuro las horas de trabajo perdidas en estas dos semanas de paro forzoso. De esta forma, mantendríamos el coste de los empleados si bien recuperaríamos el gasto  creando una bolsa de horas que se compensarían a lo largo del año distribuyendo su jornada de forma irregular.
  4. REDISTRIBUCIÓN DE FUERZA DE TRABAJO ENTRE ACTIVIDADES. El cierre dictado por el gobierno no es total, pudiéndose dar el caso de cierre parcial de las actividades de una empresa y el repunte de la carga de trabajo de otra. Ante esta situación de acumulación de tareas por un lado y la ausencia total por otro, podemos modificar mientras dure la situación las funciones de los empleados permitiéndonos con el mismo coste el afrontar el aumento de una actividad y el cierre de la otra. (ejemplo cafetería/panadería, o supermercado/cafetería)
  5. ERTES (EXPEDIENTE REGULACIÓN DE EMPLEO TEMPORAL).  En el caso de que por mi actividad no pueda recuperar las jornadas de trabajo perdidas, no pueda reorganizar el disfrute de las vacaciones ni reubicar empleados en otras actividades, estaremos avocados al ERTE. Esta medida supone el no abonar salarios a los empleados, que pasarían desde el momento de su aplicación a cobrar la prestación por desempleo, pero salvo futuras ayudas no supone un ahorro total de los costes de personal pues se mantiene la obligación de cotizar. El tipo de ERTE a aplicar y su procedimiento dependerá de la actividad de la empresa y su inclusión o no en las actividades obligadas al cierre.

En conclusión, y a modo de resumen, estas son las opciones:

  • Teletrabajo.
  • Bolsas de horas, flexibilidad horaria, adaptaciones y reducciones de jornada.
  • Disfrute de vacaciones.
  • Medidas de distribución irregular en actividades que incrementen su actividad, incentivos, etc.
  • Cualquier otra alternativa que pudiera venir referida o regulada en el convenio colectivo de aplicación.

Todas estas medidas no son excluyentes. Podemos hacer distintas combinaciones de las mismas, aplicando una u otra opción a lo largo del tiempo según dure esta situación, así como aplicar distintas medidas a distintos colectivos. La complejidad de la situación, la velocidad en la que cambian las condiciones y la necesidad de adaptar la respuesta a las peculiaridades de cada actividad hacen necesario que diseñemos una estrategia específica para cada empresa.

Por eso, desde GRUPO GEFISCAL nos pondremos en contacto en estos días para ofreceros soluciones integrales que salvaguarden la seguridad de vuestra actividad aprovechando las esperadas medidas de ayuda que se publicaran a lo largo de esta semana.

Dpto. Laboral Grupo Gefiscal

(Descargar documento)

 

error: